Brasil – 2a etapa y Rio

Antes de llegar a la ciudad de Rio de Janeiro, hicimos una breve parada en S. João da Barra.

Z1011337_wmZ1011351_wm

Este lindo pueblito, a pocos kilómetros de Búzios fue una agradable sorpresa, de aquellas que solo acontecen porque estamos a viajar de esta manera, con la libertad de simplemente avanzar sin un destino definido a la partida y parar cuando estemos cansados o en el lugar que nos agrade.   S. João no hizo parte de las rutas turísticas y mucho menos está referido en cualquier Lonely Planet.  Y, la verdad, es que no hay ninguna razón para que esté referido, pues no será muy diferente de otros pueblitos regados por la costa de Brasil, pero para nosotros fue muy agradable.

En Brasil el precio de los parques de campismo es exorbitante y, si en algunos (muy pocos) el precio se justifica por las instalaciones,  en la mayor parte es solamente un terreno, unas veces con algunos árboles, otras no, agua caliente, pero no siempre y casi nunca acceso a internet.  Así, nuestra opción más regular para quedar a dormir han sido la calle y las estaciones de servicio, por lo que la verdad es que ha sido en Brasil que nuestra Amália Frida más nos ha hecho ahorrar dinero.  Incluso en un camping, nuestra estadía habría salido 25 o 30 usd por día, lo que significa que como ya estamos acá hacer cerca de 45 días, podría haber significado algo como 1300 usd, o sea, un ahorro increíble.

Así  pues, en S. João da Barra, la opción no fue diferente y, en una hermosa placita, entre el rio y el mar, junto a una iglesia del siglo XVI, pasamos una noche tranquila y agradable, junto a pescadores nocturnos que vienen a probar suerte a la luz de la luna.

Z1011354_wm

Al siguiente día, al despertar, fuimos a esperar a los pescadores que regresaban de la faena nocturna y que simplemente desembarcan directamente en la playa donde venden pescado y marisco a un precio tan bajo que casi se puede decir que es regalado.  Y es ahí, justo en la arena donde se compra el pescado.

Intentamos comprar solamente pescado para ese día y para el siguiente, pero el pescado acabó por durarnos una semana, pues además de camarones y un “enamorado” fuimos casi obligados a comprar 1kg de “faneca”, supuestamente 1kg, pero la verdad era mucho más, porque el señor que estaba vendiendo la “faneca”, solo quería vender 4kg por 10 reales, lo que da algo así como 15 pesos el kg… bien, fue un montonal de faneca… asada, frita, de todas las maneras, esto además de una buena pasta de marisco y unos deliciosos ceviches.

Seguía la tan famosa playa de Búzios.  Aclamada como la rivera brasileña, Búzios tiene fama por su belleza y por ser el lugar de retiro del jet set de Rio.

Z1011416_wmZ1011461_wmZ1011464_wmZ1011491_wmZ1011544_wmZ1011568_wmZ1011573_wm

Cuando era apenas un pueblito pescador de bahías y ensenadas de aguas calmas y tranquilas, Búzios recibió la visita de Brigitte Bardot y, a partir de ahí, se volvió un lugar de moda.

Z1011669_wmZ1011625_wm

La entrada en Búzios no podría haber comenzado de peor manera… apenas entrando en la ciudad, nos chocó un camión de pasajeros.  Un accidente sin consecuencias mayores, pero que nos hizo quedarnos sin nuestro soporte de bidones de gasolina extra, soporte que nosotros mismos habíamos construido con nuestras propias manos con la ayuda de nuestro maestro Arre.  Al final, obtuvimos una pequeña indemnización por parte de la empresa de camiones, por lo que no todo fue malo.

Z1011385_wm

Después de este incidente, conseguimos un lugar para parar la combi en una callecita sin salida, o más bien cuya única salida era la arena de la playa y, con el consentimiento de los locales, ahí nos instalamos y pasamos unos simpáticos días conociendo las diversas playas de la zona y, además tuvimos el placer de conocer una simpática familia alemana con quien pudimos intercambiar algunas experiencias y tips sobre el viaje, una de las cuales nos sería increíblemente útil en nuestro siguiente destino, Rio de Janeiro.

Era el Encuentro Mundial de la Juventud en las playas de Copacabana y, la visita del Papa Francisco congregó millones de personas en la capital del Samba.

Z1012113_wm

Decidimos entonces hacer un compás más de espera y visitar la ciudad Imperial de Petrópolis e Itaipava, ya a muy pocos kilómetros de Rio.

Z1011676_wm

Solo por la carretera y por las vistas de la sierra ya valió la pena el desvío.  Túneles que nos hacían conocer las entrañas de la sierra seguidos de viaductos que nos parecen hacer volar al rededor de las montañas, en una subida y después bajada (al regreso) espectaculares.

El museo Imperial, antiguo Palacio de vacaciones de la familia imperial brasileña es sin duda un lugar para no perder.  Es el único museo que conozco donde a los visitantes se les presta una especie de pantuflas para usar con zapatos y entonces la visita al museo se hace literalmente deslizándose de sala en sala.  La carta aurea es parte de la exposición y parar unos momentos para contemplar este documento que declaró la abolición de la esclavitud en Brasil es sin duda una oportunidad para reflexionar sobre tantas injusticias cometidas por el Hombre en el pasado, pero sobre todo en las que aún se cometen actualmente y como la Humanidad parece no aprender con sus propios errores. Que lastima que no se pueden tomar fotos en su interior…

Z1011792_wmZ1012025_wm

Pero los jardines también son muy bonitos y no faltó el árbol del dinero.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tuvimos la suerte de entrar en Petrópolis en pleno Festival de Invierno, lo que significó que nos embriagáramos de expresiones culturales del más diverso tipo.  Teatro, Música (destaque para el concierto de los “Paralamas do Sucesso”, un clásico), Capoeira, Poesía.. un poco de todo, por todos lados.

 

Z1011724_wmZ1011886_wmZ1012004_wmZ1012015_wm

Sede del Festival, la “Quinta da Quitandinha”, construida para ser el más grande Casino de América del Sur, donde también fue nuestra morada en Petrópolis.

Z1011757_wm

La Sierra significa neblina, nublado, lluvia, resumiendo.. mucha agua, por lo que pasamos unos días sin ver mucho sol, pero el aspecto místico de la ciudad debajo de este manto de humedad también fue bastante interesante para variar un poco y casi nos hizo recordar Porto 🙂

Z1011783_wmZ1011808_wmZ1011932_wmZ1011941_wm

Seguía entonces, finalmente, la tan esperada ciudad de Rio de Janeiro.

Z1012369_wm

La llegada a Rio, nos representaba un problema: donde quedarnos?  Rio no es una ciudad cualquiera, por lo que estacionar en cualquier lugar y rezar para estar seguros no era propiamente una opción.  Entonces resolvimos intentar Couchsurfing y contactar algunos hostels con estacionamiento que nos pudieran recibir.  No obtuvimos respuesta positiva de ningún Couch y conseguir lugar en los hostels también no estaba fácil, sobre todo porque la visita del Papa aún se hacía sentir y todavía había una grande ocupación de alojamientos debido al evento.

Fue entonces que el tip que nuestros amigos alemanes compartieron con nosotros nos sirvió de mil maravillas.  Quien viaja por tierra y llega a Rio, se queda en “Praia Vermelha”, junto al “Pão-de-Açucar”.  Toda esta zona, además de ser una de las más turísticas de Rio, pues es el acceso a uno de sus más conocidos cartones de visita y también una zona militar, por lo que tiene seguridad 24h por día.  No podíamos estar mejor localizados y más seguros.  Y, que privilegio, pues en esa zona ni siquiera hay hoteles, por lo que para dormir ahí, únicamente justo en una combi o algo del género.

Z1012535_wm

Además de eso, es una playa muy pequeñita, pero muy tranquila, al contrario de sus vecinas Copacabana y Botafogo, rodeada de un parque natural de mata Atlántica, tan pacífica que parecía difícil creer que estábamos rodeados por 10 millones de personas.  En las noches, pequeños grupos de amigos vienen hasta la playa y se juntan en la arena a conversar, tocar música o simplemente a tomar unas cervezas, lo que volvía las noche aun más agradables y nos hacía sentir en medio de un episodio de una novela.

Z1012566_wmZ1012571_wmZ1012573_wm

Por algunos días, dejamos nuestro “traje” de viajeros y fuimos verdaderos turistas.  Subir al Pão de Açucar y al Corcovado, pasear por Copacabana, Ipanema e Leblon, visitar el Maracanã y el Sambódromo… conocer el Rio de las postales.

Z1012371_wmZ1012375_wmZ1012378_wmZ1012381_wmZ1012396_wmZ1012407_wmZ1012408_wmZ1012411_wmZ1012417_wmZ1012422_wmZ1012445_wmZ1012452_wmZ1012467_wmZ1012468_wmZ1012490_wmZ1012497_wmZ1012500_wmZ1012512_wmZ1012529_wmZ1012531_wm

Claro que un verdadero turista, por ejemplo, no lleva el shampoo en la mochila y aprovecha las regaderas de la playa de Copacabana para bañarse, incluso en medio de la playa y con centenas de millares de personas a su alrededor… bien, por lo visto tampoco en Rio fuimos completamente 100% turistas 🙂  Un picnic en Lagoa Rodrigues de Freitas también fue uno de esos momentos que nos hizo sentir casi Cariocas por breves momentos.

Z1012578_wm

Pero, uno de los puntos altos de la vista a la Ciudad Maravillosa fue sin duda la oportunidad de volver a ver un viejo amigo, conocer a sus princesas gemelas y probar unas buenas botanas cariocas acompañados de unos cuantos tarros de cerveza en uno de los mejores botecos de Rio, en un ambiente típico de la ciudad, con toda la gente conversando, bebiendo y comiendo, sentados o de pie, en una amalgama de ruido, voces y gritos (y ni siquiera era día de futbol, si no, ni quiero imaginar).

Z1012560_wm

Qué más podemos decir de Rio?… una ciudad enorme, pero con tanta naturaleza que nos hace olvidar muchas veces su verdadera dimensión.  Playas lindas donde conseguir espacio para colocar la toalla no es fácil, pero donde el espacio para jugar volibol o futbol es respetado religiosamente.   Por todos lados se ve a toda hora gente haciendo ejercicio, corriendo, andando de bicicleta.  Ciclo vías por todo lado son un lujo que da envidio, sobre todo en una ciudad donde el tránsito es realmente caótico.  Si, aquí parece que vivir lejos del trabajo puede ser realmente un infierno, por lo que comprendo perfectamente la disculpa de Seu Jorge cuando dice… “hoje à tarde a ponte engarrafou ( hoy en la tarde el puente se embotello)…”.

Z1012027_wm

Ahora sigue Paraty, donde nos despediremos del Estado de Rio y continuaremos rumbo al Sur…São Paulo, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul serán los estados que recorreremos hasta llegar a Uruguay.

Z1012551_wm

Buen viaje y hasta pronto!!!!

Z1012093_wmZ1012127_wmZ1012219_wmZ1012266_wmZ1012281_wmZ1012305_wmZ1012306_wmZ1012313_wmZ1012319_wmZ1012322_wmZ1012336_wmZ1012353_wmZ1012360_wm

4 thoughts on “Brasil – 2a etapa y Rio

  1. Felicidades viajeros sus descripciones de tan linda aventura me hacen conocer cosas maravillosas de Brasil buen viaje que la suerte siempre los acompañe por cierto creo que ya van a cumplir un año que pasaron por aqui que corta es la vida….soy amante de los mariscos y nada mas me imagino esos pescados y camarones por cierto que es “faneca”?

    Sixto (Heredia Costa Rica)

    • Esimado amigo Sixto,
      Es un enorme prazer volver a recibir sus comentarios. Muchas gracias por sus palabras y es un honor saber que comparte con nosotros nuestro viaje. Faneca es un tipo de pescado… no se como se llama en español 🙂
      Un abrazo!!!

  2. hola como están….buscando y buscando los halle…saben que nosotros queremos ir desde Uruguay a Rio en combi vw vamos con ninos. Podrían responderme dos dudas…la 1ra es si dejaban vuestra combi allí estacionada para salir a recorrer y conocer …y la 2da como se movían dentro de la ciudad para conocer lugares…estaremos muy agradecidos si nos brindan esa respuesta. un saludo

  3. Hola!!!
    Algunos lugares a que no podíamos llegar con la combi la dejabamos en algun lugar seguro y viajabamos por otros medios. En la ciudades usabamos varios metodos para conocer… los transportes publicos, caminando o nuestras bicis.
    Buen viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s