Amistades, Recuerdos, Abrazos y Gracias!!!

No hay memoria más marcante que aquella que nos hace sufrir.  Pero, no debería ser así, pues son las cosas buenas que debemos recordar con más fervor.

El rencor no alimenta el corazón, pero el recuerdo de un beso o de un abrazo puede iluminar eternamente la llama de una amistad o el incandescente olor de una palabra amiga de quien en el momento cierto nos agarró cuando caíamos.

En este viaje, no nos movemos como turistas, pues tenemos el privilegio de poder quedarnos más tiempo donde mejor nos sentimos y avanzar más rápido, según nos defina nuestro fado.

Pero, a pesar de que las huellas de un viajero son un poco más profundas que las de un turista, el tiempo que pasamos con cada personas que conocemos es, siempre, demasiado fugaz.   E, incluso que nunca olvidemos su rostro y su abrazo, quedan tantas cosas por decir y otras tantas aventuras por compartir que, por mucho que la tristeza de la despedida sea renovada por un nuevo amanecer, hay siempre una nostalgia que nos va alimentando el corazón.  Y, es la capacidad de reciclar esos sentimientos mixtos que nos empuja a continuar, cada día, esta aventura.

Qué extraño es, pero al mismo tiempo tan increíblemente reconfortante, conocer una persona, por veces por un par de horas, otras veces un día, dos días o una semana, y parecer que la conocemos de toda la vida.

Con certeza que no guardaremos en este viaje muchos recuerdos más sabrosos que los de estar sentados en una mesa, tomando un trago de ron o una cerveza fría sobre la luz de las estrellas, escuchando una buena música muy suave, apenas entrecortada por el sonido de las cigarras y, compartiendo experiencia e historias, sin ningún tipo de envidia u otro sentimiento cualquier que no sea el deseo de conocer y compartir y, cuando sea posible, aportar aquel granito de arena que podrá ayudar al otro a concretizar sus sueños.

No creo en el destino, pero, por veces, parece que un trazo cómico nos indica un camino que, simplemente tenemos que saber descifrar.

Es así, en este ambiente que podemos considerar casi onírico, que nos vemos, no raramente, envueltos y, de lo cual, no queremos despertar.  Donde las mejores decisiones se toman dejando a las emociones y al instinto vencer la razón.

Es común decirse que es en los momentos más difíciles que se ven los amigos.  Cuando mas necesitamos de ellos, están presentes, incluso que hayan estado distantes, por las razones que sean, durante mucho tiempo.  Tengo pocos, pero buenos amigos así.

Sin embargo, en este viaje, la recolección de amistades se envuelve de un giro totalmente diferente.  No estuvimos todavía y, espero que nunca estemos, en alguna situación de desgracia total y, por lo tanto, no necesitamos que nos agarren de la orilla de un precipicio.  Pero, hemos tenido la suerte de, en el camino, encontrar otro tipo de amistad… a todo momento, por coincidencias inexplicables, surgen de la nada las personas más increíbles con la solución ideal para un problema que aún no habíamos siquiera comenzado a poner en ecuación.  Personas que sin esperar algo a cambio y/o incluso sabiendo que ningún beneficio material vendrá por darnos su apoyo y que, a pesar de todo, nos ayudan.  Sea con una simple indicación, e incluso cuando es necesario llega al punto de provocar que se desvíen de su rota original para encaminarnos hasta nuestro destino; así como de amigos que nos abren su casa sin nunca habernos conocido anteriormente, tal vez porque, simplemente, creen que las cosas buenas ocurren a buenas personas y es, sin duda, una honra poder ser tratado así por estos “ángeles”.

Es realmente una sensación muy marcante descubrir, de esta manera, que hay personas que aún confían en el prójimo y que acceden a un pedido de un extraño o que inclusive muchas veces se ofrecen para ayudarlo antes que le haya pedido algo.  Y, parece difícil de imaginar, pero ya nos acostumbramos tanto a ese tipo de experiencia que cuando escuchamos un no, esa es la excepción a la regla y, por lo tanto, a pesar de sin razón para eso, nos sentimos casi ofendidos.  Si, ya nos estamos a consentir de más, pero no paren, por favor! Prometemos rápidamente penitenciarnos de este pecado de soberbia que nos está a querer dominar 🙂

En este recorrido que lleva ya más de 6000km, 7 países y 12 fronteras, hemos encontrado muchos viajantes que comparten con nosotros una empatía de quien cumple un sueño en común y, es siempre una alegría inmensa cuando eso ocurre, ya sea a través de un sonoro sonar de claxon cuando nos cruzamos en la carretera, así como cuando compartimos historias en un bar, un café o una caminata común, o en largas horas que en algunas ocasiones pasamos en algunas de las fronteras o hasta cuando tenemos la posibilidad de ir acompañando las historias unos de otros, a través de internet.

Pero, nada se compara a la sensación de cuando, en una plaza central o en cualquier mirador donde paramos, por ejemplo, para comer, las personas se aproximan a nosotros para conversar e incluso que por breves momentos, inmiscuirse en nuestro mundo.

Esta gente que, por veces, nunca salió del lugar donde nació y no conoce mucho más que los límites de su municipio, pero que de una manera tan sincera, que es casi conmovedora, se acercan a nosotros y nos felicitan por haber tenido el coraje de embarcar en esta aventura y que, de este modo, nos llenan de una humildad tan grande por señalarnos la suerte que tenemos al poder cumplir el sueño que muchos de ellos, por alguna razón, nunca pudieron concretizar.

Este es nuestro pequeño y sencillo homenaje a todos aquellos con quien tuvimos la honra de relacionarnos y convivir en estos últimos meses y que, en cada país y en cada lugar, nos han hecho sentir como en casa.  Serán esos abrazos, que no quedaron registrados en ninguna fotografía, pero que para siempre guardaremos en el rinconcito más querido de nuestro mariposario de recuerdos!

MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS!!!

2 thoughts on “Amistades, Recuerdos, Abrazos y Gracias!!!

  1. Buenas donde se encuentren que esten bien, sigo su linda y emocionante aventura, soy el que en Heredia Costa Rica los guio a Barva y les di mi telefono por si requerian algo y me dijeron que pasarian donde unos amigos de Heredia, bueno que fantastica aventura tienen una gran historia para sus Hijos y Nietos algun dia Que Dios los acompañe donde esten Saludes Sixto Abarca Heredia Costa Rica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s