Las Peñitas y Poneloya, Nicaragua

La rutina de estos días: despertar a las 6 de la mañana con el sol naciente; dar un clavado en el Pacífico; bañarse al Sol; leer un poco; subir una palmera y bajar unos cocos frescos, abrirlos, tomar su agua y prepararlos con sal, chile y limón o fritarlos; dar una vuelta en bici buscando lo que comer (primero encontramos un pargo blanco que al carbón con una ensalada y unas papas cocidas…una delícia; el día siguiente unas conchas negras que cocinamos con pasta – increíble; hoy encontramos medio pollo que imaginen, pesaba 1 kilo y al carbón con sal e ajo fue una maravilla) y después de estos días tan atareados, descansar un poco en una hamaca y ver puesta del sol o leer un poco más… que vida difícil 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s