Big Corn Island, Nicarágua

A pesar de que estamos en vacaciones, decidimos de cualquier forma trabajar un poquito para ustedes… así que aquí va una pequeña reseña de nuestra estadía en Corn Islands.

La perla mas grande, “Big Corn Island”, es una isla donde las arenas son blancas y donde puedes apreciar tanto el sol naciente como una bella puesta de sol.   Buscamos un hostal bueno, ubicado y barato, y así fue como llegamos a “Hostal G&G”, cerca tanto del aeropuerto, como a unos pasos del embarcadero para poder ir a la Isla pequeña sin necesidad de si quiera tener que tomar taxi, aunque la zona no es precisamente las mas hermosa… pero bueno, el propósito de quedarnos unos días aquí también era el de tomar un cursito de Buceo en “Nautilus”.  Al principio vimos 2 capítulos de un video, obtuvimos una buena explicación del equipo, que lo compone, las piezas que lleva, para que sirve.  Armamos y montamos el equipo, lo desmontamos, y nos fuimos al mar, a aguas bajas para empezar las prácticas de respiración, limpiado de careta, inflado con boca y automático del chaleco, todo esto bajo el agua, después de esto ya fuimos a dar una buceadita mas en serio, en donde bajamos a los 11 metros de profundidad… nada mal para un bautizo…

Al igual que en León, todos los autos y motonetas hacen sonar el claxon tan pronto tienen oportunidad, pero afortunadamente son mucho menos vehículos los que aquí se encuentran, así que la contaminación sonora es mucho menor… Otra cuestión también muy característica que pudimos apreciar en la mayoría de los nativos nicaragüenses del sexo masculino, después de una observación antropológica atenta, y explicada por el alto nivel de libido,  es que,  al pasar cualquier persona del sexo opuesto,  no pierden oportunidad para chistarles, llamarles amor, corazón, mamita, bella, etc.,

Cumpliendo con la tradición de la isla, cada mañana tomábamos el típico y “ligerito” desayuno de las islas: 2 huevos estrellados, arroz con frijoles (mas famoso por su nombre “Gallo Pinto”), 2 rebanas de pan de coco, tostones (rodajas de plátano frito) y una taza de café, que además de ser buenísimo y aguantarnos casi todo el día, era super barato.

Al final del cuarto día terminamos el curso con distinción y ya como buzos certificados, decidimos entonces partir para la isla chica (Little Corn Island)…

Ya pronto les contaremos como nos fue…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s