El Salvador

El Salvador es un país pequeñito, pero que nos recibió de brazos abiertos.

Los puestos fronterizos están bien organizados y los agentes son bastante accesibles, sobre todo cuando ven a Amália Frida.  Así que ella les cierra el ojo, se deshacen luego luego en amabilidades.  Que pícara esa Amália, pero que podemos hacer, además ha sido útil 😉

Tal como en Guatemala, también en este país solo estuvimos algunos dias, pues es muy grande nuestra esperanza de llegar a Nicaragua donde creemos que pasaremos casi un mes para conocer las maravillas de este país que siempre nos fascinó.  Pero, el poco tiempo que aquí pasamos, solo nos permite hablar bien de este país.

Todo es aun muy sensillo por estos lados, esto a pesar de que en algunos pueblos ya comenzaron a recibir influencia extranjeta, sobre todo en busca de los famosos, pero aun practicamente virgenes, lugares de surf Salvadoreños. Y, esa sencillez es absolutamente encantadora.

Aquí todo el turismo gira alrededor del Surf, entonces por todos lados se promueve la práctica de este deporte, pero siempre de manera muy primaria, aunque a nuestra manera de ver, muy eficaz, porque parece casi natural.

Y, después vienen los paisajes naturales, con peñascos increíbles permitiendo unas vistas impresionantes sobre el Océano Pacífico que termina donde comienza la selva.

Como siempre, el destino nos favoreció y, tan pronto iniciamos la búsqueda por el lugar donde asentarnos en La Libertad, nos tomamos con el Restaurante Puerto Nuevo, en la Playa de las Flores, donde el dueño, el simpatiquísimo Sr. Marvin, inmediatamente nos invitó a usar sus intalaciones con toda la libertad.

Cuarto con vista al mar!!… Amália Frida agradeció.

Qué calor hace en América Central… y qué humedad…

Aquí, todo el dia la humedad relativa del aire debe estar siempre muy próxima a 100% y de repente comienza a llover, casi sin aviso.  Pero, es una lluvia extraña, completamente diferente a la que estamos acostumbrados.  Las gotas son super gruesas y el agua es caliente, sin embargo, no tan caliente como la temperatura ambiente, por lo que esta lluvia es una delícia que sirve para regrescarse un poquito. Simplemente, de un momento para otro, el aire parece transformarse en agua, como una gran explosión de partículas… la lluvia no parece venir del cielo, pero sí creada exactamente en el lugar en que te encuentras, como si de una conversación se tratase…. Fantástico!

El Océano Pacífico una vez más comprobó que de Pacífico solo tiene el nombre, y justo frente donde se encontraba Frida, 2 jóvenes casi se ahogaban.  Valió la ayuda pronta de pescadores locales que consiguieron rescatarlos de la fuerte corriente.  Claro que las 10 cervezas que habian bebido antes, también no los había ayudado mucho.

Un gran abrazo a todos los Salvadoreños, sobre todo a quienes tuvimos la oportunidad de conocer personalmente y que tan bien representaron este bello país.

… y buen viaje para todos 😉


OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s